Agro

Los pequeños productores de La Pampa salen ganando con los cambios a las retenciones

Leer más: Los pequeños productores de La Pampa salen ganando con los cambios a las retenciones

Ayer el Gobierno nacional oficializó que habrá nuevamente cambios en el esquemas de las retenciones a las exportaciones. Para todos los pequeños productores de La Pampa son buenas noticias: pagarán menos de retenciones: los más chicos 20%. Y buena parte de los medianos, también tributarán menos.

¿Cómo quedan las retenciones a las exportaciones? Entre los principales cultivos la soja y sus derivados pasan a tributar el 33%, el maíz y el trigo se mantienen en el 12%, pero la harina de trigo baja 2 puntos, de 9 a 7%, y la harina de maíz (polenta y otros derivados) baja 4 puntos hasta el 5%. La gran novedad es el girasol, que años atrás era castigado con alícuotas semejantes a las de la soja. Ahora pasará a tributar solo 7% como si fuera una economía regional. La presión fiscal se redujo en este caso 5 puntos.

En el caso del complejo animal, finalmente se archivó un proyecto para establecer retenciones diferenciales sobre la carne vacuna, según sea con o sin hueso: las retenciones permanecerán en el 9% como desde diciembre pasado. Lo mismo sucede con el sector avícola, que permanece en 9%.

  

Sí habrá reducciones para la carne porcina (baja de 9 a 5%), y la carne ovina (baja de 9 a 5%). En el caso de la lana, las retenciones nuevas serán de 5 o 7%, según se trate del producto sucio o lavado. Antes eran del 9%. No habrá en cambio modificaciones para el complejo lácteo.

Según Casa Rosada, la recaudación adicional por el aumento de los 3 puntos de las retenciones a la soja, permitirá segmentar y compensar a 3 de cada 4 productores de soja y cuya producción alcanzó en la campaña anterior las 1.000 toneladas. En total son 42.406 productores, que recibirán este beneficio, y que representan el 74,2% del total de productores de soja. Los que producen por encima de las 1.000 toneladas, que son un total de 14.884 productores, tributarán una retención del 33 por ciento.Para aquellos productores de menos de 1.000 toneladas se aplicará la siguiente segmentación y compensación: hasta 100 toneladas, se tributará una retención del 20%; entre 100 y 200 toneladas, la retención alcanzará el 23%; entre 201 y 300 toneladas, la retención llegará al 26%; entre 301 y 400 toneladas, la retención será del 28%; entre 401 y 500 toneladas, la retención será del 29%, y entre 501 y 1.000 toneladas, la retención será del 30%. Ya con más de 1000 toneladas, subirá al 33%.

 

En La Pampa

¿Qué pasará con los productores pampeanos con la soja? Los pequeños, definitivamente, pagarán menos. Y buena parte de los medianos también.

Los departamentos Chapeleufú  -que integran Intendente Alvear, Sarah, Ceballos, Hilario Lagos y Larroudé- y Maracó -con General Pico, Agustoni, Dorila y Speluzzi- son los que, año tras año, lideran las cosechas de soja con un promedio de 20 por ciento cada uno.

Si bien variable, el rinde promedio es de unos 2500 kilos de soja por hectárea en La Pampa. De esta manera, si se hacen los cálculos con esos rindes, con unas 40 hectáreas sembradas de soja un productor pampeano tributará, luego de la compensación, 20% de retención (hasta 100 toneladas); entre 40 y 80 hectáreas la retención alcanzará el 23% (entre 100 y 200 toneladas); entre 80 y 120 hectáreas llegará al 26% (entre 201 y 300 toneladas); entre 120 y 160 hectáreas la retención será del 29% (entre 301 y 400 tn); entre 160 y 200 hectáreas del 29% (entre 401 y 500 toneladas); y entre 200 y 400 hectáreas será del 30% (entre 501 y 1.000 toneladas, siempre que el rinde sea de unos 2500 kilos por hectárea).

 

Tres opiniones

Diario Textual consultó a Víctor Tapié (Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa), Joaquín Moreno (Sociedad Rural de General Pico) y Adolfo Sánchez (Distrito 8 de la Federación Agraria Argentina). 

Tapié dijo que la suba de retenciones a la soja «es grave» para el campo y advirtió que «pone en riesgo» a pequeños y medianos productores. «De la crisis no se sale con más impuestos, sino con más producción», afirmó.

El presidente ha tomado una mala decisión. Entendemos que si se sigue haciendo lo mismo, siempre se va a tener el mismo resultado, que nunca fue beneficioso para nadie. Acá nunca se habla de un Estado eficiente, sino que se quiere equilibrar las cuentas públicas con más impuestos. Creemos que de las crisis no sale con más impuestos, sino con más producción», sostuvo.«Hay que motorizar el sector productivo para que genere mano de obra, pero esto lo único que hace es poner un pie encima de la producción. Y los más perjudicados son los pequeños y medianos productores. Eso se va a reflejar en los pueblos del interior», sostuvo.

«Tres puntos más de retención a la soja es grave porque no son tres puntos, son el 10% más de lo que tenemos actualmente. Con la cantidad de impuestos que tenemos, se pone en riesgo a los pequeños y medianos productores», insistió.

¿Posibilidades de medidas de fuerza? «Veremos lo que dirá cada una de las confederaciones. En base a eso se verá cuáles son los próximos pasos a seguir», dijo.

Joaquín Moreno, presidente de la Sociedad Rural de Pico, dijo que el campo está en contra de las retenciones por ser un impuesto que castiga a la inversión al grabar los ingresos y no la ganancia. «El aumento del 33% es para todos los productores. Después pareciera que devolverán según una escala de producción. Eso no ha funcionado antes y estoy en desacuerdo con la segmentación», dijo. «Si devuelven a aquellos productores que produzcan menos de 1.000 toneladas de soja, la mayoría de medianos productores van a quedar excluidos. La producción debería quedar solamente grabada por la progresividad del impuesto a la ganancia como cualquier otro sector. Si un productor logra alcanzar un rinde promedio de sus cultivos, el 66% de la ganancia se la lleva el estado . Es insostenible», dijo a Diario Textual.Adolfo Sánchez, un pequeño productor de Alta Italia y dirigente de la Federación Agraria, también cuestionó las retenciones. “Son confiscatorias, no es el mejor de los impuestos”, expresó a Diario Textual.

Igual concedió que, con el nuevo esquema, los pequeños productores pampeanos pagarán menos. “No aplaudimos la medida, pero parece que para el pequeño y mediano productor estará bien si compensan… Hay que ver ahora cómo implementan la compensación. Que no haya tanta burocracia”, dijo. «Ahora, más que por las retenciones, estamos preocupados por la falta de lluvias que podrían hacernos perder la próxima cosecha», agregó.

DIARIO TEXTUAL

El Colectivo Sanitario de La Pampa defendió «las zonas de exclusión»para la fumigación aérea y terrestre

Leer más: El Colectivo Sanitario de La Pampa  defendió «las zonas de exclusión»para la fumigación aérea y...

El Colectivo Sanitario consideró que los límites a la aplicación de agroquímicos representan la oportunidad de comenzar a fomentar un modelo productivo que no atente con la salud y el medio ambiente.
El Colectivo Sanitario de La Pampa (Filial Santa Rosa) defendió «las zonas de exclusión», de 500 metros para la fumigación terrestre y tres mil para la aplicación aérea, propuestas en el proyecto de ley de agroquímicos enviado por el Ejecutivo y propuso «un modelo de producción agroecológica en esas áreas».
En el marco del comienzo del debate del proyecto de Ley de Gestión Integral de Plaguicidas, la organización emitió un documento, titulado «La rentabilidad versus la salud y la vida», para plantear su «disenso» con declaraciones «que circularon en los medios en las últimas semanas».
En ese sentido, afirmaron que «los personeros del modelo del agronegocio han colocado a los productores agropecuarios en una situación de dependencia total de los insumos que utilizan».
«Ello se evidenció con los sucesos ocurridos al momento de la prohibición de la comercialización de plaguicidas en la provincia. Los sectores que se sintieron perjudicados reclamaron al Estado la anulación de dicha prohibición», recordaron.
Para el Colectivo Sanitario, «se perdió así una buena oportunidad para reflexionar sobre la condición desfavorable del productor en este sistema de producción instalado por las grandes corporaciones transnacionales y las empresas proveedoras de paquetes tecnológicos bajo el eslogan de ‘mayor rendimiento, mayor rentabilidad'».

Zonas de exclusión.
En el marco de la discusión de la normativa presentada por el Ejecutivo Provincial, desde la organización sostuvieron que «las zonas de exclusión propuestas por este proyecto de ley, lejos de constituirse en áreas improductivas y de traducirse en menor volumen de producción e ingresos para el Estado, serán la oportunidad para comenzar a fomentar en la provincia una agricultura respetuosa de la salud humana y del ambiente».
En ese sentido, propusieron «un modelo de producción agroecológica en esas áreas y así, sentar las bases de la verdadera producción sustentable». A su vez, sugirieron que se consulten las «experiencias y las publicaciones del INTA Barrow (provincia de Buenos Aires) y su chacra experimental. Son diez años de estudios comparativos entre el modelo actual, de agricultura industrial, y otro basado en técnicas agroecológicas que generan un 120% más de ganancias».
«Este tipo de ensayos rompe con el mito de la necesidad indiscutida de plaguicidas y fertilizantes en el agro; a la vez que demuestra, que es posible lograr los mismos rendimientos, reduciendo enormemente los costos directos de producción y las externalidades por contaminación ambiental y deterioro de la salud humana», agregaron.

La salud como prioridad.
Para la organización, en las últimas semanas «quedaron evidenciados los poderosos intereses económico-empresariales que defienden fuertemente el actual modelo basado en el agronegocio», y consideraron que «es vital y muy importante la intervención del Estado provincial para la creación de un régimen para el fomento a la agroecología proporcionando, al sector agropecuario el apoyo y el asesoramiento continuo en la transición agroecológica».
En el documento, desde el Colectivo Sanitario dejaron en claro que tienen «como único interés y prioridad la salud de toda la población y la defensa del ambiente. Se debe anteponer, previo a toda disquisición o análisis, lo que expresan los artículos 41 de la Constitución Nacional y el 18 de la Constitución Provincial».
«En este tiempo que vivimos, la ciencia evidenció claramente por investigaciones, documentos, y bibliografía -todos al alcance de quienes se acerquen a investigar un poco- los efectos negativos de los agroquímicos en la salud humana y su dispersión por los ecosistemas», continuaron.

Defensa del ambiente.
Para la entidad, resulta «fundamental priorizar la calidad de vida de toda la población sobre todo de las familias que habitan los pueblos del interior de nuestra provincia».
Finalmente, remarcaron que «por encima de los intereses económicos y la rentabilidad está la salud y la vida de los seres humanos, y la defensa del ambiente que -para bien o para mal- diseñamos con nuestros actos».
«Ambiente cada vez más perjudicado por quienes sólo piensan en la renta, los rindes y las ganancias económicas a cualquier costo, aun el de la vida humana que en su filosofía de producción se transforma en un bien descartable».

Ambientalistas exponen en Legislatura
La organización «La Pampa Libre de Agrotóxicos» anticipó que, como espacio ambientalista, ha sido invitada a participar en el debate de la nueva ley de Gestión Integral de Plaguicidas, en el encuentro previsto para el próximo jueves 27 a las 9, en el Salón del Pensamiento Libre de la Cámara de Diputados.
«Por el significado que tendrá la nueva ley en la vida y en la salud de los pampeanos, como en el desarrollo del medio ambiente en nuestra provincia, desde nuestro espacio estamos convencidos de la necesidad de participación de la población por lo tanto convocamos a todos y todas a acercarse este jueves y poder expresarse en defensa de la vida y del medio ambiente», destacaron.
A su vez, ratificaron que seguirán «insistiendo en la prohibición del uso de los agrotóxicos y que se pare con la fumigación. Para nosotros, el tratamiento de esta nueva ley es una muy buena oportunidad -como se esta demostrando- para que toda la comunidad se vaya interiorizando cada vez más sobre las consecuencias que generan los agrotóxicos en su capacidad de contaminación en la salud de las personas, en los animales y en el agua».
«Celebramos que este debate haya permitido que se visibilice y que se muestre otra forma de producción como lo es la agroecología, con su método natural y de respeto al medio ambiente», continuaron y afirmaron que su «decisión de participar en el debate es por la oportunidad que significa».
«Iremos con nuestras ideas, pero sin cerrarnos entendiendo que se puede mejorar, que se puede avanzar, que se pueden alcanzar cambios que pueden significar mejoras en la vida de los pampeanos convencidos de que la lucha sigue», concluyeron.

LA  ARENA

El Gobierno bajará las retenciones en todas las economías regionales

Leer más: El Gobierno bajará las retenciones en todas las economías regionales

Según adelantó C5N, el Ejecutivo trabaja en un proyecto de ley que será presentado a la Mesa de Enlace. El derecho a la exportación de la soja pasaría al 33%.

El Gobierno busca bajar las retenciones a los productos de las economías regionales; en tanto que no aumentaría los derechos de exportación para el maíz, trigo y carne; y los de la soja pasarían al 33%.

El periodista Iván Schargrodsky adelantó este martes por C5N que el Ejecutivo trabaja en un proyecto de ley que será presentado a la Mesa de Enlace entre mañana y el jueves.

Además, el Gobierno evalúa un presupuesto para compensar a los pequeños y medianos productores agropecuarios.

"La leche, el girasol, el aceite, el arroz, la fruta y el algodón, entre otros productos, tendrán una baja que irá del 5 al 12 por ciento; el maíz el trigo y la carne se mantendrán sin subas; y sólo subiría la soja al 33 por ciento", informó Schargrodsky.

Nuestras Redes Sociales

Nuestras Redes