Sociedad

Crimen de Fernando Báez Sosa: liberaron a dos de los rugbiers

Leer más: Crimen de Fernando Báez Sosa: liberaron a dos de los rugbiers

Ambos seguirán imputados. La fiscal consideró que no hay pruebas para dictarles la prisión preventiva. 

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, dos de los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, fueron liberados.

En un escrito dirigido al director de la Unidad Carcelaria 6 del Servicio Penitenciario bonaerense, el juez de Garantías David Mancinelli informó que "en el día de la fecha" dispuso la "inmediata libertad" de Juan Guarino y Alejo Milanesi luego de que la fiscal de Villa Gesell a cargo de la causa, Verónica Zamboni, fundamentara ese pedido con que ninguno fue reconocido en las ruedas de personas y por el "beneficio de la duda".

Acompañados por su abogado defensor, Hugo Tomei, ambos jóvenes salieron a las 15.25 de a cárcel en la que estaban alojados desde el 28 de enero y abordaron un vehículo en el que se retiraron de la zona.

Guarino y Milanesi son los dos rugbiers a quienes la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni pidió liberar por considerar que actualmente no hay suficientes pruebas en su contra para dictarle la prisión preventiva por el homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas de Báez Sosa.

"Si bien se ha acreditado que los co-encausados estuvieron con los demás esa noche, hasta la actualidad se han llevado a cabo innumerables medidas de investigación que no han permitido vincularlos a la muerte de Fernando", señaló la fiscal Zamboni.

Respecto de Milanesi, afirmó que ninguno de los testigos "lo han podido reconocer ni como agresor de la víctima, ni de ningún otro amigo de Fernando" y que "solo uno de ellos lo vio parado en las inmediaciones" pero "sin participar en la gresca".

En relación a Juan Guarino, la fiscal señaló que "si bien el mismo se halla filmado saliendo del bailable Le Brique, nada lo ubica en la agresión misma a Fernando" y en ese sentido recordó "el resultado negativo de la totalidad de los reconocimientos en rueda de personas desarrollados".

"Ningún registro fílmico de los aportados, lo ha grabado agrediendo a alguna persona, sino solo caminando", dijo la fiscal.

Por último, Zamboni expresó que la libertad de Guarino y Milanesi "de ningún modo implica su desvinculación del proceso" en el que restan diligencias a desarrollar y pidió que estén a disposición de la Justicia hasta que termine el proceso.

Ninguno de los jóvenes realizó declaraciones a la prensa que los esperaba en la puerta de la cárcel, sólo el padre de uno de ellos, Raúl Guarino. "Con Juan Pedro se hizo justicia", dijo el padre del joven liberado.

Misiones: Un joven de 17 años en terapia intensiva tras la brutal golpiza de una patota

Leer más: Misiones: Un joven de 17 años en terapia intensiva tras la brutal golpiza de una patota

Una patota volvió a protagonizar un violento ataque contra un chico de 17 años a la salida de un boliche en el departamento de Apóstoles, al sur de la provincia de Misiones. El adolescente fue golpeado por los agresores hasta quedar inconsciente y luego fue trasladado a un hospital local, donde permanecía internado en estado crítico.

Todo ocurrió el domingo en horas de la madrugada cuando Valentin Maximiliano Monzón , de 17 años, salió del boliche junto a su hermana  y algunas amigas  a las que iba a acompañar hasta sus respectivas casas porque el lugar había cerrado.Mientras estaba en la vereda, el grupo vio que se había desatado una corrida en el lugar, por lo que intentaron huir de la zona de conflicto.

Sin embargo, unos metros más adelante el joven fue alcanzado por la patota, que primero lo golpeó en la cabeza con un cascote y luego comenzó a patearlo cuando ya estaba prácticamente inconsciente en el piso. Fue entonces cuando sus amigos llamaron a una ambulancia, al tiempo que le avisaron a los padres de la víctima sobre lo que había sucedido.

Unos minutos más tarde, Monzón fue trasladado en estado crítico al Hospital Escuela Dr. Ramón Madariaga, ubicado a unas cuadras del lugar donde ocurrió el ataque, pero al revisarlo, los médicos decidieron derivarlo a una clínica de la capital provincial para que le realizaran estudios de mayor complejidad y se pueda determinar la gravedad de sus heridas.

Los primeros informes dieron cuenta de que la víctima presentaba traumatismo de cráneo, rotura de maxilar inferior, rotura de tabique nasal, rotura de piezas dentales, contusiones en las costillas provocadas presumiblemente por puntapiés, brazo y antebrazo quebrado en tres partes, según precisó el diario Primera Edición, de Misiones.

La Policía pudo detener a los seis presuntos responsables, tras una serie de operativos realizados en un barrio de la zona. La causa quedó en manos del Juzgado de Instrucción N° 4, que ordenó que cinco de los detenidos permanezcan alojados en sede policial, mientras que el único menor involucrado será trasladado a la Unidad Penal IV de Posadas, donde permanecerá a disposición del Juzgado Correccional y de Menores N° 2.

Fuente: Infobae

Otra golpiza de rugbiers, ahora en Santiago del Estero

Leer más: Otra golpiza de rugbiers, ahora en Santiago del Estero

La agresión de un joven de 24 años se produjo en una autopista, luego de que los jugadores del Santiago Lawn Tennis Club le arrojaran un piedrazo para que detuviera su camioneta. Allí fue abordado por ocho rugbiers y recibió una paliza de dos de ellos. La provocación comenzó en el boliche. "Ya vas a ver lo que te pasa", lo habían amenazado. 

En medio de la conmoción por el crimen del joven Fernando Báez Sosa, ocurrido en Villa Gesell, un estudiante de abogacía denunció haber sido brutalmente golpeado por dos rugbiers santiagueños.

La agresión denunciada se habría producido este domingo alrededor de la 7.30 a la salida de un local nocturno cercano a la capital provincial. El estudiante, llamado Juan Cruz Mussi, de 24 años, denunció haber sido golpeado por los jugadores de rugby Exequiel Chedid y Francisco Piatti, quienes juegan en el Santiago Lawn Tennis Club y la selección provincial, y el primero fue convocado para el Argentina XV, tercera selección nacional después de Los Pumas y Los Jaguares.

Carol Pamela Gadán, abogada de Mussi, indicó al diario El Liberal que todo se inició con un intercambio de palabras en el interior de un boliche situado en la autopista que une las ciudades de Santiago del Estero y La Banda. 

Según Gadán, Mussi y tres amigos se encontraba en el sector vip de la disco cuando recibió un codazo de parte de uno de los rugbiers que además lo amenazó. "A la salida tienes cagada, ya vas a ver lo que te pasa", le dijo uno de los rugbiers a Mussi, según precisó la abogada Gadán, quien agregó que el joven no respondió los agravios y se trasladó con sus amigos a otro sector del boliche.

Más tarde, cuando Mussi salía del boliche junto con sus amigos y se dirigía hacia donde estaba estacionada su camioneta Jeep, fue agredido por los rugbiers, pero en ese momento los patovicas del local bailable lograron separarlos. 

La situación continuó cuando ya habían subido al vehículo y, según la abogada, en la autopista recibieron una pedrada en la parte trasera. Al detener el vehículo y bajar a ver qué daños había sufrido el auto, unos 8 rugbiers se les vinieron encima.

Chedid y Piatti, según la denuncia, golpearon a Mussi. Dos de los compañeros de la víctima, ante el brutal episodio decidieron ingresar a la camioneta y quedó solo uno de ellos que trató de intervenir y también resultó lesionado, por lo que se metió en el rodado mientras Mussi era agredido.

La letrada expresó que mientras Chedid y Piatti -ambos jugadores de primera división, integrante del seleccionado santiagueño de rugby, y además uno de ellos jugador del seleccionado argentino- lo golpeaban, un tercero de gran contextura física lo tenía reducido de ambos brazos.

"Piatti le hizo una llave. Es decir, lo tomó por el cuello ahorcándolo y al irse para atrás le cruzó las piernas y cuando estaban por caer, intervino otro joven que no pertenecía a ninguno de los dos grupos e hizo que suelten a Mussi", explicó la abogada.

El fiscal Alvaro Yagüe tomó intervención del caso y ordenó que la víctima sea examinada por el médico de Sanidad y que Criminalística realice los trabajos de rigor en el rodado.

Además, pidió que se notifique a los acusados de una prohibición de acercamiento hacia la víctima. La abogada presentará ante la Fiscalía las prendas de vestir del estudiante como evidencia del brutal ataque.

Nuestras Redes Sociales

Nuestras Redes