La principal empresa de cruceros a la Antártida abandona Argentina y se radicará en Chile

La principal empresa de cruceros a la Antártida abandona Argentina y se radicará en Chile

Silversea Cruises anunció en un comunicado que a partir de noviembre retomará sus viajes desde un nuevo punto de partida.

La empresa Silversea Cruises dejará el puerto turístico de Ushuaia para sus viajes hacia la Antártida y lo reemplazará por los de Punta Arenas y el Puerto Williams, en Chile. Así lo anunció en un comunicado la principal línea de cruceros de ultra lujo con sede en Mónaco y perteneciente a Royal Caribbean Group, la principal empresa de cruceros del mundo.

Silversea Cruises es la más lujosa de las empresas que viajan a al continente blanco desde el país, con tickets que van desde casi USD 10.000 por persona una expedición de 10 días.

En el texto, Silversea Cruises, anticipa que a partir de noviembre retomarán sus viajes hacia la Antártida desde un “nuevo punto de partida”. A partir de ahora, dos de sus embarcaciones, la “Silver Cloud” y la “Silver Wind” partirán desde el puerto de Punta Arenas, en Chile, y un tercer barco, el “Silver Explorer” operará desde Puerto Williams, también en el país trasandino.

“Liderar el regreso de los cruceros en la Antártida, como lo facilita nuestro acuerdo con el gobierno chileno, representa nuestro compromiso de brindar experiencias de viaje inolvidables para nuestros huéspedes”, dijo Roberto Martinoli, presidente y director ejecutivo de Silversea, además felicitó “al gobierno chileno por su inquebrantable dedicación para restablecer la navegación hacia el Continente Blanco de forma segura y enriquecedora”.

En Puerto Williams, el gobierno chileno está en proceso de pavimentación de su costanera. Además, cuenta con dos muelles de la Armada de Chile, uno de los cuales puede ser usado para cruceros. Al mismo tiempo, continúan las etapas de construcción de otro muelle multipropósito, de mayores dimensiones a los de la armada. En sus cercanías, cuenta con tres grandes tanques de combustible y gas, para reabastecimiento de los navíos, y con una zona urbana donde hay comercios, hospedajes y más servicios para el turista.

Así, la empresa europea -con más de 30 años de experiencia en el rubro de cruceros de lujo- ponderó las facilidades portuarias chilenas y determinaron que operarán desde allí para la temporada 2021-2022.

“Gracias a nuestra experiencia única en destinos, podemos liderar el regreso a los cruceros en la Antártida con la valiosa incorporación de Punta Arenas como puerto de salida”, manifestó Conrad Combrink, vicepresidente senior de expediciones, operaciones de cambio y gestión de destinos de Silversea.

“Felicitamos a las autoridades chilenas por su enfoque de colaboración y esperamos construir una asociación a largo plazo para una mejor experiencia de los huéspedes. Chile es una puerta de entrada fantástica con una infraestructura estable y excelentes servicios. Desde aquí, nuestros huéspedes pueden descubrir el encanto único del Continente, en una comodidad de lujo. Con cuatro barcos que ya navegan en otras regiones del mundo, hemos demostrado nuestro compromiso de brindar experiencias de viaje inolvidables para nuestros huéspedes de la manera más segura posible”, destacó Combrink. Además de resaltar la infraestructura y los servicios del vecino país, la empresa no explico otros motivos del cambio.

La compañía explicó que a partir de ahora, los huéspedes del “Silver Cloud” y del “Silver Wind” ahora deberán volar hacia Santiago de Chile donde disfrutarán de una noche de hotel antes de partir en avión hacia Punta Arenas al día siguiente para embarcar rumbo hacia la Antártida. Quienes viajen en el “Silver Explorer” lo harán hacia Puerto Williams, Chile, donde embarcarán. Para los clientes más exclusivos, los beneficiarios del “Silversea’s Antartica Bridge”, el primer servicio de ultra lujo que combina un viaje en avión hasta la isla King George y un servicio de crucero en el Continente Blanco. Es además la forma más rápida de llegar hasta allí.

Mientras tanto, en Ushuaia se continúan las tareas de ampliación del muelle del Puerto Comercial de la ciudad, el cual ya tiene confirmado el arribo de cerca de cien recaladas hasta fin de año.

Las obras del puerto fueron anunciadas por el Gobierno argentino en junio, y comprenden una serie de reformas de ampliación con el objetivo de “incrementar la longitud operativa del muelle de Ushuaia, para poder atender la posible demanda de cruceros de gran eslora que en la actualidad amarran en dicho muelle y al coexistir con las operaciones comerciales del puerto generan demoras en estas operaciones”, según el anuncio oficial.

Sin embargo, a pesar de que uno de los objetivos es el de “atender la demanda de cruceros”, una de las empresas de este rubro más importantes del mundo, abandona el puerto de Ushuaia.

(Infobae.com)